¿Qué es el Cocaína?

La cocaína es una droga estimulante poderosamente adictiva elaborada a partir de las hojas de la planta de coca originaria de Sudamérica. Aunque los proveedores de atención médica pueden usarla con fines médicos válidos, como anestesia local en algunas cirugías, el uso recreativo de la cocaína es ilegal. La cocaína que se vende en la calle tiene un aspecto de polvo cristalino blanco y fino. Con frecuencia, los vendedores callejeros la mezclan con otras cosas como almidón de maíz, talco o harina para aumentar sus ganancias. También la pueden mezclar con otras drogas, como la anfetamina (un estimulante) o con opiáceos sintéticos (entre ellos el fentanilo). Agregar opiáceos sintéticos a la cocaína es especialmente riesgoso cuando quien la consume desconoce que contiene este peligroso aditivo. Existe la posibilidad de que la creciente cantidad de fallecimientos por sobredosis entre usuarios de cocaína esté relacionada con esta cocaína alterada.

¿Cómo usa la gente la cocaína?

Algunas personas inhalan el polvo de cocaína por la nariz o se la frotan en las encías. Otras disuelven el polvo y se lo inyectan en la sangre. Otras más se inyectan una combinación de cocaína y heroína, lo que se conoce como Speedball, bola rápida, bola de fuego o bola de dragón.

Otro método popular de uso es fumar cocaína que ha sido procesada para crear una roca de cristal (también conocida «como cocaína base» o «cocaína purificada» – «freebase cocaine» en inglés). El cristal se calienta y produce vapores que son inhalados hacia los pulmones. Esta forma de cocaína se llama crack porque al calentarse la roca produce un sonido crujiente. Algunas personas también fuman crack espolvoréandolo sobre marihuana o tabaco y lo fuman como un cigarrillo.

Las personas que consumen cocaína con frecuencia la lo hacen en forma compulsiva: consumen la droga repetidamente en un corto tiempo, en dosis cada vez mayores, para mantenerse en euforia («high»).

Los nombres populares de la cocaína incluyen:

  • En español: coca, crack, dama, piedra, nieve, blancanieves
  • En inglés: blow, coke, crack, rock, snow

¿Qué efecto tiene la cocaína en el cerebro?

La cocaína aumenta los niveles de dopamina (un mensajero químico natural) en los circuitos cerebrales relacionados con el control del movimiento y la recompensa.

Normalmente, la dopamina se recicla regresando a la célula que la liberó, apagando la señal entre las células nerviosas. Sin embargo, la cocaína evita que la dopamina se recicle, causando la acumulación de grandes cantidades en el espacio que hay entre dos células nerviosas, deteniendo su comunicación normal. Esta inundación de dopamina en el circuito de recompensa del cerebro refuerza intensamente los comportamientos de consumo de drogas, porque el circuito de recompensa se adapta finalmente al exceso de dopamina causado por la cocaína y se vuelve menos sensible a ella. Como resultado, quien la consume toma dosis más grandes y más frecuentes intentando sentirse en el mismo nivel de euforia y para obtener alivio de la abstinencia.

Los efectos a corto plazo que tiene la cocaína en la salud incluyen:

  • Felicidad y energía extremas
  • Alerta mental
  • Hipersensibilidad en los sentidos de la vista, el oído y el tacto
  • Irritabilidad
  • Paranoia (desconfianza extrema e irracional de los demás)

Algunas personas descubren que la cocaína les ayuda a realizar tareas físicas y mentales sencillas con más rapidez, aunque para otras tiene el efecto opuesto. Grandes cantidades de cocaína pueden generar un comportamiento bizarro, impredecible y violento.

Los efectos de la cocaína aparecen casi de inmediato y desaparecen en el intervalo de unos cuantos minutos a una hora. La duración y la intensidad de los efectos dependen del método de uso. Inyectarse o fumar cocaína produce un efecto eufórico más rápido y fuerte, pero de menor duración, que al inhalarla por la nariz. El efecto eufórico tras inhalar la cocaína puede durar entre 15 y 30 minutos. El efecto eufórico tras fumarla puede durar entre 5 y 10 minutos.

Otros efectos del consumo de la cocaína sobre la salud incluyen:

  • Vasos sanguíneos constreñidos
  • Pupilas dilatadas
  • Náuseas
  • Aumento de la temperatura corporal y la presión arterial
  • Frecuencia cardiaca acelerada o irregular
  • Temblores y espasmos musculares
  • Agitación

Efectos a largo plazo

Algunos efectos a largo plazo de la cocaína sobre la salud dependen del método de uso e incluyen los siguientes:

  • Por inhalación: pérdida del olfato, sangrado nasal, escurrimiento nasal frecuente y problemas para deglutir
  • Por fumarla: tos, asma, dificultad para respirar y mayor riesgo de contraer infecciones como la neumonía
  • Por ingerirla por la boca: deterioro grave de los intestinos debido a la reducción del flujo sanguíneo
  • Por inyectarla con aguja: mayor riesgo de contraer VIH, hepatitis C y otras enfermedades transmitidas por la sangre, infecciones en la piel o en los tejidos blandos, así como formación de cicatrices o venas colapsadas

 


Fuente

https://www.drugabuse.gov/publications/drugfacts/cocaine