¿Qué son los inhalantes?

Los inhalantes son sustancias volátiles que producen vapores químicos que se pueden inhalar para inducir un efecto psicoactivo o que altera la mente. Aunque otras sustancias de las que se abusa también pueden inhalarse, el término "inhalantes" se usa para describir una variedad de sustancias cuya principal característica en común es que raras veces (o nunca) se ingieren por otras vías distintas a la inhalación. Esta definición abarca una amplia gama de sustancias químicas que se encuentran en cientos de productos diferentes, con frecuencia de acceso en el hogar o de venta libre.

Existen 4 tipos principales de inhalantes:

Los solventes volátiles son líquidos que se evaporan a temperatura ambiente. Se encuentran en muchos productos baratos de fácil acceso que se usan con fines comunes en el hogar y la industria. Entre ellos están los diluyentes y removedores de pintura, los líquidos para limpieza en seco, los desengrasantes, la gasolina, los pegamentos, los líquidos correctores y los marcadores con punta de fieltro.

Los aerosoles son pulverizadores que contienen propelentes y disolventes. Entre ellos están las pinturas en aerosol, los desodorantes en aerosol y los aerosoles para el cabello, el aceite vegetal en aerosol para cocinar y los aerosoles protectores de telas.

Los gases incluyen anestésicos médicos, así como gases usados en productos domésticos o comerciales. Los anestésicos médicos incluyen: éter, cloroformo, halotano y óxido nitroso (comúnmente conocido como "gas hilarante"). El óxido nitroso es el gas del que más se abusa y se puede encontrar en los dispensadores de crema batida. Otros productos domésticos o comerciales que contienen gases incluyen los encendedores de butano, los tanques de propano y los refrigerantes.

Los nitritos se consideran con frecuencia una clase especial de inhalantes. Mientras otros inhalantes se usan para alterar el estado de ánimo, los nitritos se usan principalmente como estimulantes sexuales. Los nitritos incluyen el nitrito ciclohexílico, el nitrito isoamílico (amilo) y el nitrito isobutílico (butilo), comúnmente se conocen como "poppers" ("reventadores") o "snappers" ("crujidores"). Los nitritos ya están prohibidos gracias a la Comisión para la Seguridad de Productos de Consumo, pero todavía se pueden encontrar a la venta en pequeñas botellas con la etiqueta "limpiador para cabezas de video", "aromatizante de ambiente", "limpiador de cuero" o "aroma líquido".

Términos coloquiales para los inhalantes:

  • en español: mona, dragón, chemo, pvc, activo, goma, gas de la risa
  • en inglés: gluey, huff, whippets, laughing gas, poppers, rush, bold

Signos y síntomas del uso de inhalantes:

  • Balbuceo
  • Apariencia de estar borracho, mareado o desorientado
  • Aliento con olor inusual
  • Olor químico en la ropa
  • Manchas de pintura en cuerpo o rostro
  • Ojos enrojecidos
  • Escurrimiento nasal

Aunque menos del 1 % de los jóvenes los usan, los inhalantes son usados más comúnmente por los jóvenes de 12 a 17 años de edad, con frecuencia debido a su fácil acceso en el hogar. Los gases y los vapores de las sustancias químicas presentes en los productos domésticos cotidianos son peligrosos cuando se inhalan voluntariamente. Los inhalantes causan una rápida intoxicación, pero incluso un solo uso puede tener graves consecuencias para la salud, incluso la muerte.

  • Los inhalantes afectan al cerebro. Cortan el flujo de oxígeno hacia el cerebro y pueden dañar la capacidad para pensar, causan torpeza y perjudican la vista. Parte de este daño puede ser permanente.
  • Los inhalantes afectan al corazón. Dejan al cuerpo sin oxígeno haciendo que el corazón lata en forma irregular y rápida.
  • El uso de inhalantes puede causar problemas en todo el cuerpo, incluidos náuseas y vómito. El uso continuo de inhalantes puede generar daños en la audición, pérdida del control muscular, problemas en hígado, pulmones y riñones, incluso un mayor riesgo de cáncer.
  • Los inhalantes pueden causar la muerte súbita. La “muerte súbita por inhalación” ocurre cuando el corazón deja de bombear sangre. Quienes usan inhalantes también pueden morir por sofocación, ahogarse con su propio vómito o tener convulsiones. Usar inhalantes depositados en una bolsa de papel o plástico o en un área cerrada, aumenta en gran medida la probabilidad de sofocación y fallecimiento.
  • Los inhalantes pueden ser adictivos. Los efectos solo duran unos cuantos minutos, creando la necesidad de aspirar o inhalar la sustancia una y otra vez. Quienes usan inhalantes también pueden experimentar síntomas de abstinencia.

 


Fuentes

Los enlaces dirigen a contenidos en inglés 

durgabuse.gov – Inhalants

samhsa.gov – The Truth About Inhalants

samhsa.gov – Statistics