¿Qué son las metanfetaminas?

Las metanfetaminas son un poderoso estimulante altamente adictivo que afecta al sistema nervioso central. Generalmente vienen en forma de un polvo cristalino color blanco que no tiene olor, tiene sabor amargo y se disuelve fácilmente en agua o alcohol.

Se han observado polvos de otros colores, incluyendo marrón, amarillo grisáceo, anaranjado e incluso rosa. También se puede comprimir en forma de píldora.

Se puede aspirar por la nariz, fumarse o inyectarse.

Las metanfetaminas se pueden fabricar usando fármacos de venta libre, productos caseros y otras sustancias químicas que se pueden comprar en cualquier tienda local. La metanfetamina cristal viene en gruesos cristales transparentes parecidos al hielo y lo más común es que se fume.

La mayoría de las personas desarrollan un fuerte deseo de seguir consumiéndola debido a que la droga crea una falsa sensación de felicidad y bienestar: una fuerte sensación de confianza, hiperactividad y energía. También se experimenta menos apetito. Estos efectos de la droga duran generalmente entre seis y ocho horas, pero pueden durar hasta veinticuatro horas.

Metanfetaminas en Michigan

Desde 2019, las fiscalías de los condados de Michigan están advirtiendo de un resurgimiento de las metanfetaminas en todo el estado. Dicen que la última encarnación de la droga es mucho más potente y adictiva de lo que solía ser.

En la actualidad, la metanfetamina que se vende en las calles normalmente no proviene de laboratorios caseros. Es metanfetamina cristal importada de lugares como México. En 2019, los detectives llamaron a Kalamazoo el epicentro de la metanfetamina en Michigan.

Síntomas físicos del consumo

  • Pérdida de peso rápida y poco saludable
  • Sudoración anormal
  • Dificultad para respirar
  • Problemas nasales o sangrado de la nariz
  • Heridas que no cicatrizan
  • Pupilas dilatadas
  • Quemaduras en labios o dedos
  • Marcas de inyección de drogas en los brazos
  • Graves problemas dentales, conocidos como “meth mouth” o boca del adicto a las metanfetaminas

Síntomas conductuales del consumo

  • Alejamiento de familiares y amigos
  • Cambio de amigos
  • Falta de interés en las actividades que anteriormente se disfrutaban
  • Aumento de la actividad obsesiva
  • Largos periodos de falta de sueño (24 a 120 horas) seguidos de largos periodos de sueño (24 a 48 horas)
  • Hablar en forma incesante
  • Irritabilidad, periodo de atención errático
  • Espasmos, temblores, comezón, ilusión de insectos debajo de la piel
  • Menor apetito
  • Agresividad o comportamiento violento
  • Falsa sensación de confianza y poder
  • Falta de cuidado de la apariencia
  • Paranoia, ansiedad, nerviosismo, agitación
  • Mal humor extremo, depresión grave
  • Alucinaciones

Objetos relacionados con el consumo de drogas

  • Billetes o papeles enrollados o pajillas cortas
  • Pedazos de vidrio/espejo
  • Navajas de afeitar
  • Cucharas quemadas
  • Sondas quirúrgicas
  • Jeringas/agujas

**La lista de síntomas también podría ser señales de alarma del abuso de otras drogas. Un cambio de comportamiento no siempre es indicador de consumo de drogas, y la lista anterior no necesariamente incluye todos los síntomas conductuales y físicos posibles. En muchos casos, una combinación de varios de los factores anteriores y un severo cambio de comportamiento es un indicador común de que una persona podría estar consumiendo drogas.

Desechos de laboratorio casero de metanfetaminas

Los desechos de un laboratorio de metanfetaminas, o los lugares donde los desechan, presentan riesgos para el público y no deben ser manipulados ni desechados sin el equipo y la capacitación adecuados. Las personas preparan o “cocinan” la metanfetamina usando productos legales de venta libre. A continuación mostramos una lista de los desechos generados por los laboratorios de metanfetaminas.

Si se encuentra lo que piensa que son desechos de un laboratorio de metanfetaminas, llame al 911 o a su departamento de policía local de inmediato.

  • Cajas vacías de medicina y blísteres de píldoras para el resfriado común o de pastillas de dieta que contengan efedrina o pseudoefedrina.
  • Botellas de plástico de refresco/jugo/agua con sondas que les salen de la parte superior o residuos blancos/marrones.
  • Contenedores vacíos de ácido sulfúrico, muriático o fosfórico.
  • Baterías de litio que parecen estar desenrolladas.
  • Filtros para café con manchas/polvo color rojo o residuos blancos.
  • Bolsas que contienen un polvo rojizo o blanco.
  • Mascarillas de protección respiratoria.
  • Guantes de hule.
  • Tubos de plástico o de hule, mangueras y pinzas.
  • Recipientes de vidrio tipo Pyrex, de cerámica tipo Corning Ware u otro tipo de refractarios de vidrio.
  • Sábanas o fundas de almohadas manchadas de rojo o que tienen residuos de un polvo blanco.
  • Latas de líquido de arranque del motor (con agujeros y drenadas de éter etílico).
  • Contenedores de limpiador de drenajes (lejía) vacíos.
  • Arena para gatos.
  • Botellas vacías de alcohol alcanforado, acetona, tolueno o disolvente de pintura.
  • Cilindros de propano (comúnmente para parrillas de gas) usadas para transportar amoníaco anhidro. Este amoníaco puede quemar su piel y causar daños respiratorios muy graves. El herraje de bronce de los tanques se pone de un color entre azul y verde azulado. Si encuentra estos cilindros, NO LOS TOQUE, anote su ubicación y repórtelos al departamento de policía más cercano.
  • Latas vacías de combustible para acampar/Coleman (nafta).
  • NO TOQUE nada que esté unido o amarrado con cinta para ductos que encuentre en carreteras o en lugares similares.

Nombres callejeros

METANFETAMINAS: Beannies, Brown, Chalk, Crank, Chicken, feed, Cinnamon, Crink, Crypto, Fast, Getgo, Methlies, Quik, Mexican crack, Pervitin (Republica Checa o Czech Republic en inglés), Redneck cocaine, Speed, Tick tick, Tweak, Wash, Yaba (El sudeste de Asia o Southeast Asia en inglés), Polvo amarillo (Yellow powder, en inglés).

METANFETAMINA CRISTAL: Batu, Blade, Cristy, Crystal, Crystal glass, Glass, Hot ice, Ice, Quartz, Shabu, Shards, Stove top, Tina, Ventana.

Otros recursos útiles

The Meth Project es un programa de prevención a gran escala que busca reducir el consumo de metanfetaminas a través de mensajes del servicio público, políticas públicas y acercamiento con la comunidad. Una parte central del programa es una campaña de marketing basada en investigaciones, programas de acción comunitaria y una clase dentro de la escuela, todo diseñado para comunicar los riesgos del consumo de metanfetaminas www.methproject.org

La Allegan County Substance Abuse Prevention Coalition (Coalición del condado de Allegan para la prevención del abuso de sustancias) se ha asociado con la policía a nivel municipal, estatal y local para crear una campaña de concientización pública enfocada en educar al público con respecto a la metanfetamina.

Referencias

drugfreeworld.org – How Methamphetamine Affects Peoples Lives (Cómo las metanfetaminas afectan la vida de las personas)
wwmt.com – Kalamazoo news story (reportaje de noticias de Kalamazoo)
interlochenpublicradio.org – Imported Crystal Meth Now a Crisis in Michigan (La metanfetamina cristal importada ya se considera una crisis en Michigan)
teens.drugabuse.gov – Metanfetaminas