¿Qué son los medicamentos de venta libre?

Los medicamentos de venta libre (Over the Counter u OTC) son los que se pueden vender directamente a la gente sin una receta.  Los medicamentos OTC tratan una variedad de enfermedades y sus síntomas, los cuales incluyen dolor, tos y resfriados, diarrea, estreñimiento, entre otros.

El mal uso de un medicamento OTC significa:

  • Tomar la medicina en una forma o en una dosis diferente a la indicada en el envase.
  • Tomar la medicina por el efecto que causa, por ejemplo, para obtener un efecto eufórico.
  • O mezclar varios OTC.

Medicamentos OTC de los que se abusa comúnmente:

Dextrometorfano (DXM)—Un antitusivo que se encuentra con frecuencia en los jarabes, tabletas, y cápsulas de gel de “alta concentración” para combatir la tos.  El DXM puede ingerirse en su forma original o puede mezclarse con refresco para darle sabor, algo que también se conoce como “robotripping” o “skittling”.  Otros pueden inyectárselo.  El mal uso de DXM con frecuencia se da en combinación con otras drogas.

Loperamida—Un anti-diarreico disponible en tabletas, cápsulas o en forma líquida.  El mal uso de la loperamida consiste en ingerir grandes cantidades de la medicina.  No está claro qué tan frecuente es el mal uso de esta droga.

¿Cuáles son los efectos en la salud del mal consumo de los medicamentos OTC?

DXM

Los efectos a corto plazo pueden ser similares a los del alcohol o la marihuana.  En dosis altas, una persona puede tener alucinaciones o tener sentimientos de distorsión física, pánico extremo, paranoia, ansiedad y agresión.  Otros efectos incluyen:

  • sentirse muy agitado
  • pérdida de la coordinación
  • falta de energía
  • sentir nauseas
  • cambios de la visión
  • balbuceo
  • aumento de la presión arterial
  • sudoración
  • enfermedad hepática si el producto de DXM contiene acetaminofeno

Loperamida

A corto plazo, la loperamida se puede usar para disminuir los antojos y los síntomas de abstinencia. Puede causar euforia, como otros opiáceos. Otros efectos incluyen:

  • desmayos
  • dolor de estómago
  • estreñimiento
  • cambios en los ojos
  • pérdida de la conciencia
  • ritmo cardíaco rápido o errático
  • problemas renales

¿Cuál es la inquietud que deben tener los padres?

El mal uso de los medicamentos OTC que contienen DXM o loperamida puede causar adicción.  La adicción se desarrolla cuando el consumo continuo del fármaco causa problemas, como problemas de salud y falta de cumplimiento con las responsabilidades laborales, escolares o domésticas.

Una sobredosis de medicamentos OTC puede ocurrir cuando una persona consume una cantidad suficiente del fármaco para producir una reacción que ponga en riesgo la vida o sea fatal.  Al igual que los opiáceos, cuando las personas tienen una sobredosis de medicamentos OTC, su respiración se hace más lenta o se detiene.  Esto puede disminuir la cantidad de oxígeno que llega al cerebro y causar efectos mentales a corto y largo plazo y efectos en el sistema nervioso, incluidos coma, daño cerebral permanente y la muerte.

Si alguien está teniendo una sobredosis, llame al 911.  Si esa persona dejó de respirar o si su respiración es débil, empiece a brindar resucitación cardiopulmonar.  Las sobredosis de DXM también se pueden tratar con naloxona.

Otros nombres

Cuando se hace referencia a los medicamentos OTC, otros nombres que puede usar quien está abusando de ellos incluyen: Candy, Dex, Drank, Lean, Robo, Robotripping, Skittles, Triple C, Tussin y Velvet.

Recursos

Hoja informativa sobre medicamentos OTC – National Institute on Drug Abuse (Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas)